Lugares de interés turístico

La Casa de Gaia se encuentra a unos 20 minutos en coche de Sevilla, así que puedes aprovechar la oportunidad de hacer turismo en esta bella ciudad.

Además, estamos rodeados de zonas naturales, venir a la Casa de Gaia es ideal para los grupos que deseen visitar los apacibles y hermosos parajes de las cercanías, en especial la observación de aves. Estamos a 5 minutos en coche  de la Cañada de los Pájaros, reserva natural de elevada biodiversidad, a 10 minutos de la Dehesa de Abajo, zona de contacto entre las tierras más meridionales de la comarca del Aljarafe y las marismas del Guadalquivir, y área de observación de pájaros privilegiada, y a 60 kms del acceso al Parque Nacional de Doñana, de gran riqueza ecológica y una de las zonas húmedas más importantes de Europa.

un disfrute para los amantes de la naturaleza

Estos parques, valorados como patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera, se encuentran en un territorio con más de 500.000 hectáreas protegidas donde viven en estado salvaje numerosas especies de aves, mamíferos, peces y reptiles, algunos tan singulares como el águila imperial y el lince ibérico, que encuentran entre sus límites uno de los últimos refugios que aseguran su supervivencia. Es área de encuentro entre varios mundos biológicos: mediterráneo y atlántico, eurasiático y africano, fluvial, terrestre y marino. Con clima mediterráneo subhúmedo bajo influencia atlántica, se alterna en esta zona una estación seca con una lluviosa, por lo que adquiere una gran importancia la cantidad de agua caída durante los meses de invierno, influyendo esta característica en el ritmo hidrológico de los ecosistemas de la región. Son especialmente significativas las poblaciones de flamencos, ánades y ánsares que, por decenas de miles, establecen en ellas sus cuarteles de invierno. Importantes colonias de espátulas, garzas reales, martinetes, garcillas cangrejeras y cigüeñas blancas se han asentado sobre viejos y grandiosos ejemplares de alcornoques, emplazados en los bordes de las marismas, constituyendo las conocidas “pajareras”.

flamencos rosados observados en la Dehesa de abajo