¡Bienvenid@ a tu página web, Querid@ Amig@!

Esta web describe las cartas de navegación que permiten descubrir el ARTE DE VIVIR plenamente y feliz.

Esta iniciativa ha nacido para dar soluciones a nuestros retos cotidianos y nuestros problemas humanos. No bastándonos sólo las ideas, hemos ido a los hechos. Por ello, se plasmó la ONG (Organización No Gubernamental): UNA MANO AMIGA A LA HUMANIDAD.

¿Quiénes somos? Un grupo de amigos y amigas seriamente comprometidos con la Vida. Todos aprendemos de Ella. Cada uno de nosotros aportamos nuestras habilidades e iniciativas para desarrollar nuestro potencial y a su vez canalizar el proyecto.

¿Dónde estamos? Alquilamos una finca, “LA CASA DE GAIA, NUESTRO HOGAR” en La Puebla del Río, junto a Sevilla. Aquí recibimos a todas las personas interesadas en aprender el Arte de Vivir y que quieran cooperar con nosotros en la creación de un Mundo Nuevo. ¿Te preguntas como se traduce en concreto? Te invitamos a visitarnos para enterarte.

¿Qué ofrecemos? Talleres de formación para que tu Vida Cotidiana sea libre y armónica, desarrollando todo tu potencial de Energía, Amor y Felicidad. ¿Te apuntas? Somos Amigos de las personas sabias que nos acompañan en nuestro caminar hacia la Comprensión, como Jiddu Krishnamurti, Cayetano Arroyo, Nicolás Caballero, Armando Clavier o Antonio Blay, pero no se trata de creer o imitar a nadie, sino de descubrir la Vida dentro de nosotros mismos. No bastan terapias ni ideologías, SE QUIERE OTRA VIDA, como lo canta nuestro amigo Franco Battiato.



Este proyecto está dedicado, como diría nuestro querido Amigo Cayetano Arroyo, a los Hijos de la Luz, que trabajan Conscientemente por la implantación del Reino de la Paz y el Amor en la Tierra. A ellos les decimos: ¡Adelante!.
Paz y Amor a todos los seres.

Antonio Villalobos, coordinador del proyecto
Una piedra puede dirigir el curso de un río.
“Una piedra puede dirigir el curso de un río, igualmente un pequeño número de personas puede dirigir la evolución de una cultura. Todas las cosas grandes se hacen de esta forma... la corriente de una cultura puede cambiar de dirección gracias a unos cuantos individuos despiertos.” (J. Krishnamurti)